Sierra de las Nieves I

En la última entrada de nuestro blog, hicimos un recorrido extenso por la Serranía de Ronda, concretamente por los municipios de Júzcar, Cartajima, Pujerra y Alpandeire.

Hoy dejamos la Comarca de la Serranía de Ronda, para desplazarnos a la Comarca de la Sierra de las Nieves. Esta comarca está situada en el interior de Málaga, limitando al este con el Valle del Guadalhorce, al sur con la Costa del Sol Occidental (Marbella, Estepona) al norte con la Comarca del Guadalteba y al oeste con la Serranía de Ronda. Está formada por nueve municipios: Alozaina, El Burgo, Casarabonela, Guaro, Istán, Monda, Ojén, Tolox y Yunquera. Ocupa una parte de territorio muy montañoso, en el que destaca la Sierra de las Nieves, sierra declarada como Parque Natural en 1989, Reserva de la Biosfera en 1995 (por la UNESCO) y próximamente será declarada Parque Nacional.

Este hecho supondrá para este territorio un antes y un después en su desarrollo. Esta extensión que ocupa 300 kilómetros cuadrados posee una excepcional riqueza botánica y una peculiar geología que han sido determinantes para su declaración bajo esta categoría de protección. En referencia a su riqueza botánica es imprescindible nombrar al Pinsapo (Abies pinsapo), una especie de abeto endémico de esta sierra, un superviviente de los abetos meridionales desaparecidos tras las glaciaciones del cuaternario. En esta sierra podemos disfrutar de los mayores bosques de pinsapo del mundo por lo que supone una garantía para su conservación.

Además a nivel geológico podemos encontrar el pico más alto de Andalucía Oriental y las cavidades subterráneas más profundas de la región. Todo este conjunto puede hacer que este territorio sea un espacio natural más sostenible, un foco de turismo ecológico de calidad que pueda atraer la inversión pública y privada.

Esta primera entrada sobre la Sierra de las Nieves la vamos a dedicar a la zona norte, concretamente a los municipios de El Burgo, Yunquera, Casarabonela, Alozaina y Tolox. En nuestro viaje visitaremos antiguas necrópolis y restos de asentamientos de hace mucho miles de años, huellas del paso del hombre por la Sierra. Un Balneario del siglo XIX, pasearemos por calzadas romanas, senderos que servían para el transporte y ahora hacen el disfrute de los viajeros. Paisajes únicos, con especies endémicas de la Sierra, como el pinsapo, la joya del futuro Parque Nacional, sin olvidarnos de las encinas, castaños y pinos. Bosques mágicos que transmiten la sensación de estar sumergidos en el tiempo. Costumbres y fiestas populares muy antiguas y curiosas que aún se conservan gracias al esfuerzo de muchos vecinos. Aventura al nivel de exigencia que desees: senderos a pie, rutas para bicicletas, escalada, espeleología o viajes en 4x4. Con gran diversidad de ecosistemas, ríos, bosques, dehesas y pa prados, acantilados dan  cobijo a especies como el gamo, la cabra montesa o el muflón. Ofrece protección a otras como el gato montés, el águila real o la nutria con ya pocos ejemplares. Aquí la naturaleza nos ofrece un sin fin de actividades que nos ainman y enseñan a cuidarla.

vista de tolox

Subiendo desde Marbella por la carretera de Ojén, llegamos hasta el municipio de Tolox, una villa situada en la falda de la Sierra y de origen fenicio, aunque posteriormente fue ocupada por los romanos. Durante la ocupación árabe fue convertida en una fortaleza hasta que en 185 fue reconquistada por los reyes cristianos. Es la entrada sur a la Sierra, es un pueblo de trazado morisco y casas blancas encaladas. La Iglesia de San Miguel, el Museo de Artes y Costumbres pueden ser un aperitivo a lo que nos espera el fin de semana. La joya de Tolox es su Balneario.

Desde mucho tiempo atrás el municipio de Tolox ha contado en su dominios con fuentes y manantiales conocidos con el nombre de “amargosas”, por el sabor especial de sus aguas. Estás aguas era utilizadas para la curación de dolencias a través de su ingestión y de baños. No fue hasta la segunda mitad del siglo XIX y tras los trabajos científicos para la calificación de sus aguas, realizados por el farmacéutico D. José García Rey, vecino de Tolox cuando se inauguró el Balneario. Aguas alcalino-bromuradas, amónico-sulfuradas y creanto-ferromagnesianas, son los nombres con se catalogaron sus aguas.

Es el único balneario de España especializado en tratamientos respiratorios, ya que no es necesario el baño, sino que a través de la inhalación del gas que desprenden sus aguas se consigue paliar las dolencias respiratorias y aumentar el nivel de oxígeno en sangre.

El Balneario cuenta con dos modalidades de alojamiento: hotel y apartamentos.

Aprovechar esta parada para descansar y reponerse en este alojamiento puede ser uno de los puntos fuertes de nuestra visita. Su precio sin desayuno ronda entre los 20 euros (apartamentos) y los 40 euros (hotel) la noche.

Si a la mañana siguiente lo que te apetece es hacer un poco de senderismo, aquí te dejamos 4 senderos para hacer a pie o en bicicleta.

Si por el contrario no queremos hacer senderismo, podemos coger el coche y trasladarnos hasta el pueblo vecino de Alozaina para continuar el viaje.

Sierra de las Nieves

Alozaina es un pueblo pequeño de casas blancas y origen árabe, que hace de unión entre la Serranía de Ronda y la Sierra de las Nieves, concretamente la Sierra Prieta. Este pueblo se extiende por el valle del Río Grande, disfrutando de un variado paisaje natural. Etimológicamente Alozaina proviene del árabe “Alhosaina” que significa pequeño castillo.

la Iglesia de Santa Ana, la necrópolis y ermita mozárabe del Hoyo de los Peñones el La Fuente “El Albar” (lavadero municipal) son algunas de las visitas obligadas para aquellos que busquen un poco de cultura..

En su entorno además existen otros lugares de interés para visitar: Aldea de Jorox que goza de gran belleza paisajística debido a su enclave; La Ventanilla:  una formación rocosa que hace las veces de balcón del Valle del Guadalhorce; Sepulcro megalítico del Tesorillo de la Llaná, en el que se han encontrado restos que confirman la existencia de un asentamiento humano durante el Paleolítico superior y el Neolítico. De este periodo se pueden visitar tres tumbas junto a lo que parece ser una gran poblado.

Tras pasar la mañana en Alozaina, una buena opción para comer podría ser el Restaurante El Mirador, sitio de carnes a la brasa.

Siguiendo la carretera hacia el Norte, nos encontramos con Casarabonela,  otro pueblo con de profundas huellas romanas, aunque hay pruebas de la presencia humana desde el Neolítico. Este pueblo se encuentra a tan solo 530 metros de altura sobre el nivel del mar, y uno de sus principales atractivos es su jardín de cactus “Mora i Bravard”. Allí se da un microclima de condiciones excelentes para el cultivo de este tipo de plantas. Es el segundo jardín de Cactus más grande de Europa, con una colección de gran valor, que supera los 11.000 ejemplares y más de 2.200 especies. Todos sus visitantes valoran la experiencia como positiva y atractiva.

Casarabonela también posee un Castillo Árabe del siglo IX (considerado como Bien de Interés Cultural), aunque de posible origen romano, que se ha reacondicionado como mirador turístico debido a su privilegiado enclave. A sus pies se encuentra un jardín andalusí que pretender recrear el original de la época árabe y que cuenta con 200 metros cuadrados de especies típicamente andalusíes: naranjos, granados, cipreses, higueras, palmeras y plantas aromáticas.

Un lugar con magníficas puntuaciones para pernoctar es el Bed and Breakfast “La Pura”, su precio ronda los 130 euros por habitación doble, pero su encanto y el excelente trato de su personal bien merece el desembolso.

En el vecino de pueblo de Yunquera, a tan solo 20km del alojamiento, se desarrolla una actividad nocturna muy atractiva para niños y mayores. El AstroLab pretender contagiar la pasión por la astronomía a sus visitantes. Telescopios, leyendas e historias sobre el universo, constelaciones y galaxias cambiarán tu forma de mirar al cielo. La poca contaminación lumínica de la zona hará que esta experiencia cambie tu forma de mirar al mundo.

Tras el desayuno aún nos queda mucho por recorrer: Yunquera y El Burgo serán nuestros próximos destinos.

Yunquera es la puerta de entrada al paraíso de los pinsapos, y una vez dentro, hay mil y un senderos para perderse en el bosque más mágico de toda Andalucía. Esta especie superviviente de tiempo inmemoriales nos espera para trasladarnos a otra dimensión, haciéndonos parecer que estamos en un país nórdico o algún sitio parecido. Puntos de gran interés por su belleza natural son el Mirador Luis Ceballos,  el Puerto del Saucillo, el puerto del Torrecilla, el tajo de la Caína, Puerto Bellina, o el Peñón de los enamorados. También el Sifón de Zarzalones, el cuarto sifón de más profundidad en España, con una caudal medio de 725l por segundo.

Mirador de Guarda forestal

Hay rutas para todos los niveles, teniendo en cuenta que nos encontramos ya en media montaña y que en invierno pueden caer nevadas abundantes. En este enlace os dejamos una lista de los senderos con sus características técnicas.

Ningún visitante debe irse sin pasear por el bosque de pinsapos que en próximas fechas será declarado como Parque Nacional.

Para comer el Restaurante La Cocina del Zarcillos con sabores tradicionales a base de horno de leña de encina. Muy recomendable y nada pasado de precio.

En el enclave de Yunquera y El Burgo se pueden desarrollar multitud de actividades de aventura: barranquismo, espeleología, senderismo y travesía, escalada, vía ferrata, bicicleta de montaña, rutas 4x4 (si no os mareáis puede ser una excelente forma de recorrer el Parque Natural en un solo día).

Algunas de las empresas que gestionan estas actividades son:

Aventúrate Sierra de las Nieves y La Rejertilla, que además cuenta con alojamiento en la zona del Burgo.

Para los amantes de las BTT hay muchas rutas y de distintos niveles muy bien documentadas en el siguiente enlace: BTT Sierra de las Nieves

Si por el contrario quieres tomarte el viaje con algo más de calma, puedes optar por visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, conocida como la Catedral de la Serranía, la Torre Vigía o Castillo de Yunquera o las ermitas de la Cruz del Pobre o Nuestra Señora del Porticate.

Si os queda algo de tiempo por la tarde, podéis visitar El Burgo, a orillas del Río Turón, es el municipio que conecta la Sierra de las Nieves con la Comarca de la Serranía de Ronda en su zona norte. De gran interés es el monumento Natural Mirado Cuenca del Río Turón. Desde allí podremos observar pinsapos, encinas, zonas de pino carrasco, enebrales y cornicabras. En el pueblo hay muchos lugares de interés cultural: la Iglesia de la Encarnación y la de San Agustín; las Fuentes  El Molinillo y del Conejo; la Acequia del Molino y el Castillo de Miraflores.

Para terminar esta entrada, nos gustaría recomendar varias fiestas de interés en la zona:

Carnaval de la Harina de Alozaina, batalla de harina que recuerda una extraña forma de “pretender” que existía antiguamente en el pueblo. Se celebra en febrero. También el Alozaina a finales de agosto, se celebra un festival flamenco “Almena Flamenca” en el marco incomparable del Castillo que corona la villa.

Fiestas Patronales de Yunquera que son en Octubre en honor a la Virgen del Rosario y San Sebastián. Las fiestas Yunquera Guerrillera en el mes de junio que rememoran los acontecimientos que tuvieron lugar en la Guerra de la Independencia del s. XIX para combatir al ejército napoleónico.  

En Tolox se celebra el Día de las Mozas, tradicional fiesta que conmemora la huida de los árabes haciendo sonar caracolas y cencerros.

Esta tierra rica en tradiciones, de gentes nobles y corazón abierto no dejará indiferente a ninguno de sus visitantes, a los acoge como hijos y los hace sentir como en casa. Quizás por eso muchos quieren visitarnos y otros muchos quedarse para siempre.

Blog relacionados

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .